viernes, 1 de junio de 2018

Mi vida (no del todo) perfecta - Sophie Kinsella


MI VIDA (NO DEL TODO) PERFECTA
Sophie Kinsella
Lince, 2018
384 Págs.
My (not so) perfect life
[Traducción: Patricia Valero Mous]


Desde Ana de las tejas verdes Sophie Kinsella se pasó toda su infancia leyendo y admirando a heroínas literarias. No es de extrañar que se haya convertido en una creadora de heroínas con las que ha vendido más de seis millones de libros en todo el mundo. Una nueva protagonista ha cobrado vida en una historia de desventuras cómicas que promete volver a deleitar a sus lectores.

Sophie Kinsella, autora por excelencia de chick-lit, es una de las escritoras con más éxito del Reino Unido. Conocida sobre todo por la serie Loca por las compras, un best seller millonario que ha sido traducido a más de treinta idiomas. Antes de dedicarse a escribir trabajó como periodista de finanzas y escribió siete exitosas novelas con su verdadero nombre, Madeline Wickham. Escribir sobre finanzas no era algo que ella quisiera o buscara. Prefería y prefiere ir de compras, pero la realidad hoy en día es que una excelente relación con su banquero y que está entre las cien mujeres más ricas de Gran Bretaña.


Fue el chick-lit la que la bañó en oro, y su madre de quien cree heredó el gen de la narración irlandesa por las historias inventadas que le contaba de pequeña. Las historias inventadas que Kinsella plasma sobre el papel están pensadas para conectar con los lectores y hacerles reír.

Mi vida (no del todo) perfecta es una sátira pegada a la actualidad, en la que ha creado una especie de heroína de la sociedad actual.

Katie Brenner parece que tiene una vida perfecta en Londres, la ciudad de sus sueños. O eso es lo que refleja su perfil de Instagram. Pero lo cierto es que vive en una mini habitación y subsiste con un trabajo precario en una agencia de publicidad. Todo empeora cuando su jefa la despide y tiene que volver a la granja con su padre. Allí le ayudará a emprender un nuevo negocio: un glamping. Lo que no espera es que su primera clienta sea su ex-jefa.

Sophie Kinsella

Es un hecho que Sophie Kinsella domina todos los aspector del género y que sabe construir novelas de lectura ligera —aunque en esta primera mitad hay momentos demasiado lentos o de menos interés—; historias entretenidas, con humor, pero que también transmitan un mensaje.

Mi vida (no del todo) perfecta mantiene un ritmo equilibrado que se acelera de la mitad hacia el final, y echa mano de descripciones muy visuales. Combina momentos de humor, con otros de reflexión sobre cuestiones más transcendentes.

Una historia de desventuras cómicas escrita con la intención con la que escribe todas sus novelas: reírse de uno mismo a pesar de que todos tenemos nuestras debilidades, nos sentimos inseguros, superficiales, vanidosos... La intención es la diversión. La de esta novela también.


No hay comentarios

Publicar un comentario

Design: WS · Logo designed by Ane Torres TOR.