viernes, 18 de marzo de 2016

El libro de Steve Jobs - Brent Schlender & Rick Tetzeli


Steve Jobs, visionario

«Sólo se puede entender cómo suceden las cosas cuando pasa el tiempo». ̶Steve Jobs.


¿Y si les digo que Steve Jobs, en realidad, no inventó nada?

No era ingeniero, ni un genio de los ordenadores. Era un apasionado de la electrónica, pero ninguna mente brillante. Dejó la carrera a los meses de empezar y no tiene licenciatura alguna. Steve Jobs fundó Apple, pero no inventó el ordenador Apple. No es el creador material del Mac. Ni del iPod, ni del iPhone.

Steve Jobs no diseñó esos productos, pero fue el hombre que empezó revolucionando la historia de la computación, y cambió el mundo. Un visionario que supo rodearse de los mejores para cambiar nuestras vidas.
el-libro-de-steve-jobs

Cofundador de Apple. La otra cara de la manzana, su amigo Steve Wozniack ‘Woz’ quien tenía grandes conocimientos de electrónica. Fue, de hecho, un niño precoz que a los siete años ya había creado su propia radio. Diseñó el primer ordenador con teclado y pantalla, el padre del primer ordenador personal. Y Jobs, el joven que vio en aquella máquina el futuro de la computación. Un visionario. De todos los calificativos, méritos y cualidades que se le han atribuido, la palabra que lo define es esa. Visionario. 

Lo demostró en más de una ocasión. Con el iPod, que supuso un auténtico fenómeno cultural y un cambio en la manera de escuchar música. No sólo eso, sino que puso la industria de la música a sus pies con el iTunes. Referencia de la telefonía móvil con el iPhone; y marcó el inicio de una nueva era en la tecnología de la información con el iPad. 

Y eso que han tratado de convertirlo en un miserable.

Recientemente la revista Vanity Fair, a propósito de la última película de Danny Boyle, publicaba un artículo que titula: “Steve Jobs está a dos películas de convertirse oficialmente en un villano”. La genialidad de Jobs es indiscutible, pero eso no ha hecho que su controvertido carácter haya pasado desapercibido. Sórdido, ruin, egoísta, controlador, airado, desagradecido, infantil… Son algunos de los calificativos que se le han atribuido, y que son ciertos. Sobre todo en su juventud y su primera etapa en Apple cometió grandes errores, y aunque no pulió todos sus defectos, con los años, y la experiencia, llegó a madurar o, al menos, suavizarlos.

No es incierta esa imagen de miserable, pero tampoco le representa al cien por cien. Su personalidad es compleja. Una complejidad que, sin embargo, lo humaniza y lo hace contradictorio en todas sus vertientes. Ni más ni menos, es el hombre que revolucionó el mundo de la electrónica y la computación sin tener, como decía, sobresalientes conocimientos en la materia. Pero la lista continúa. Jobs era el hippy millonario. Vegano, practicaba la meditación, andaba descalzo en una metáfora de sencillez y de mantener los pies sobre la tierra. Pero en contrapunto encontramos lujos, exclusividad, un Jobs capitalista que creaba productos que apelaban a los exclusivo. Filántropo y generoso con sus empleados (ayudó a varios cuando éstos o sus familiares tuvieron problemas de salud). Pero a la salida a bolsa de Apple privó de acciones, y de ingresos millonarios, a dos de los compañeros que trabajaron con él desde el garaje de casa de sus padres para sacar adelante la empresa (Bill Fernandez y Kottke). Se negó a reconocer la paternidad de su primera hija; por no hablar de cómo acabó la relación con Steve Wozniack.

El libro de Steve Jobs es la biografía definitiva que analiza y explica la controversia de su carácter. “El libro que el propio Jobs hubiese leído para entenderse a sí mismo”. No es una biografía al uso donde se relatan acontecimientos cronológicamente –aunque, de hecho, es cronológica-, sino que presenta a la persona con sus circunstancias. Lo que diferencia esta biografía de cualquier otra es que aborda de manera profunda el período entre 1985 y 1997, cuando Jobs fue expulsado de su propia empresa. Una etapa a la que no se le da excesiva importancia en biografías y reportajes pero que le sirvió para crecer personalmente, aprender y evitar errores del pasado a su regreso a la casa de la manzana.

Jobs a Susan Barnes, directora financiera de Next: «Cuando mi vida acabe, la gente reconocerá mis méritos creativos, pero nadie sabrá que en realidad sé dirigir un negocio».


Limitar la carrera de Jobs a Apple, no se ajustaría a la realidad. No podemos olvidarnos de Pixar

Seguramente, si tenemos que buscar las claves del éxito o las razones de las decisiones que tomó en su segunda etapa en Apple –con las que reflotó la empresa-, debemos dirigirnos a esos años. 

Fundó Next, (con más sentimiento de rencor y despecho que nada), con la que llegó a marcar el camino a seguir en la historia de la computación, una vez más. Quizá a nivel de hardware fue un fracaso o no logró destacar, pero en lo que se refiere a software, fue el germen que después utilizaría en su regreso a casa. En ese tiempo volvió a demostrar el gran visionario que era comprando a George Lucas una pequeña empresa de efectos especiales: Pixar. La que terminó por ser una gran compañía de animación. Fue otro de los grandes éxitos de su carrera aunque popularmente no se conoce mucho, pues su imagen no se relaciona directamente con la compañía, al contrario que con Apple. No obstante, del equipo de Pixar aprendió lo que es el trabajo en equipo, la paciencia y la perseverancia. Cualidades de las que carecía, pues Jobs se caracterizaba por ser excesivamente impulsivo, lo que le llevaba a saltar de un proyecto a otro. Sin duda alguna, Next y Pixar fueron una especie de escuela de negocios de lo que vendría después. 

Los periodistas norteamericanos Rick Tetzeli y Brent Schlender firman esta biografía a dos manos, pero escrita en primera persona en la voz de Brent para facilitar la construcción del relato. No sólo la facilita y aligera la lectura, sino que la acerca a una biografía novelada. Lo que ‘legitima’ al periodista, su ‘valor añadido para con la biografía, es haber tratado a Jobs durante más de 25 años. Posiblemente, el único periodista (o de los poquísimos) que pudo tratarlo en un su entorno privado; incluso cuando decidió restringir el contacto con la prensa. Esto ha dado lugar a una biografía sobre el Steve Jobs persona, y no el personaje. Una historia donde no se oculta su lado más mezquino y egoísta, pero en la que se habla del Steve humano, del empresario torpe y del exitoso. Del genio cabrón y del visionario.

Tres años de investigación. Testimonios de personas cercanas. Muy bien relatada y, sobre todo, perfectamente contextualizada. Contextualizada en el tiempo, en lo personal, en los aspectos técnicos. Muy bien documentada en cuanto a datos tecnológicos explicados minuciosamente pero de manera comprensible para el lector menos ducho. Marida la biografía personal y la empresarial. Porque, en realidad, en el caso de Jobs una cosa no podría entenderse sin la otra. 

Número uno en la lista de bestsellers del New York Times. Una biografía con la que, sea cuál sea la visión que el lector tuviera de Steve Jobs; cambiará a partir de esta lectura.

«Muchos de los que quieren ser como Steve practican la faceta cabrona. Lo que les falta es el genio». ̶Bill Gates.


EL LIBRO DE STEVE JOBS
Brent Schlender & Rick Tetzeli

Malpaso, 2015
496 Págs.
Becoming Steve Jobs: the evolution of a reckless upstart into a visionary leader


Comprar en Casa del Libro: Papel - Ebook
Amazon Papel - Kindle



2 comentarios :

  1. Me interesa este hombre, y quiero leer el libro y ver las pelis que se han hecho sobre él, que la verdad están dando que hablar ...

    bsos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues de las películas no te recomiendo ninguna. Ni la última 'Steve Jobs', ni la que se estreno hace un par de años, 'Jobs'. Mucho menos la última.
      Recomendaría antes leer este biografía para conocerlo, y ya después ver alguna película.
      O, al menos, no quedarse sólo con la peli.

      Un saludo!

      Eliminar

Design: WS · Logo designed by Ane Torres TOR.