viernes, 11 de enero de 2013

Signatura 400 - Sophie Divry

Signatura 400 Blackie Books
Signatura 400. Sophie Divry
Signatura 400 es un libro sobre libros, pero totalmente diferente a cualquier libro sobre libros que hayas podido leer. Signatura 400 es el monólogo de una bibliotecaria sin nombre desterrada al sótano de una biblioteca de provincias como encargada de la sección de geografía. Sí, ella preferiría la de historia o la de literatura, “pero es lo que hay”. 

Allí, invisible en la sección de geografía se encuentra con un usuario que se ha quedado dormido y comienza su monólogo sobre el sistema de clasificación de libros, un discurso sobre la historia de la cultura hilvanando datos con ácidas opiniones. En un par de pinceladas descubrimos una mujer de mediana edad, un poco neurótica a veces, nostálgica otras, conformista y esperanzada. Enamorada en silencio de un joven usuario, repasa su vida, la pasada y la presente, olvidada en el sótano de una biblioteca viviendo entre el silencio de los libros. Lo que se intuye el alter ego de la autora, en apenas cien páginas desahoga sus ideas sobre cultura, historia, la sociedad, los libros y las bibliotecas. Con frases tan lapidarias que dan para reflexionar y para reconocer a una mujer con carácter y las ideas claras.

"No hay distracciones en la vida: o te achicas o te creces, punto. Y, a partir de cierto momento en la vida, debes elegir a qué dedicas tu tiempo."

Y seguramente sea eso lo que retenga al lector en un libro carente de capítulos y puntos y aparte: la seguridad de esta bibliotecaria, de la que no conoceremos el nombre, en la sentencia de sus ideas, y su modo de ver la vida.

"Saber orientarse en un biblioteca es dominar la cultura en su conjunto y, por tanto, el mundo. Y no estoy exagerando."

Signatura 400 es un homenaje a los bibliotecarios, los grandes olvidados de aquellos que trabajan con los libros. Quizá porque, por las circunstancias, viven en el silencio de una biblioteca, pero detrás de ese silencio se esconden buenos ‘recomendadores’ de libros. Ellos, a diferencia de los libreros, no venden sueños, los conservan. Este “divertimento” dice la autora, está dedicado “a todas aquellas y todos aquellos que siempre encontrarán más fácilmente un hueco en una biblioteca que en la sociedad”.

Esta es la presentación que hace Sophie Divry de su primer libro. Un libro especial de la primera a la última página (con una edición impecable de Blackie Books), y como no podía ser de otra manera, la presentación de la autora es así de especial:

“Me gustan las berenjenas, el aceite de oliva y las mermeladas de mi madre, me horrorizan los coches, no tengo teléfono móvil, soy feminista y les tengo fobia a las puertas abiertas. Soy alérgica a los ácaros, los gatos y los sulfitos. Me gusta bañarme en el mar, los lagos y los ríos. Me parece que no se habla lo suficiente de Jacques Roubaud y de Claude Simon, y que hay demasiado ruido mediático en este mundo. No me gusta comprar un libro sin saber lo que lleva dentro”

Pues bien, yo compré este libro sin saber exactamente lo que llevaba dentro y la sensación después de leerlo es que disfruté con la lectura pero no me ha dejado huella. Posiblemente porque no cuenta ninguna historia siendo más cercano al ensayo, pero sin serlo realmente. Podríamos enmarcarlo dentro de un género especial. Es atípico, no cuenta ninguna historia, tal y como entendemos comúnmente ‘contar una historia’. Su atractivo radica más en su estructura narrativa –escrito en primera persona, un monólogo, sin capítulos, ni diálogos con un solo personaje-, que en el contenido. 

Es un libro que no caduca y se puede leer, y re-leer, en cualquier momento; que esboza reflexiones interesante pero endeble en cuanto a crear un vínculo con el lector. Aún así, y aunque parezca contradictorio, recomiendo que lo lean. En cualquiera de los casos, es innegable la habilidad narrativa de la autora para escribir un libro de estas características. En ese aspecto, chapeau por Divry! 

Esta pequeña obra viene a confirmar que ‘cada libro tiene su lector’, y el lector tipo de Signatura 400 es un ratón de biblioteca, un lector en busca del disfrute narrativo más allá de la ficción que desarrolla. 

No es el típico libro sobre libros como los que hemos reseñado hasta el momento, pero si a ustedes les gusta la literatura, en toda su extensión, léanlo y me cuentan.

“La mujer invisible, soy la mujer invisible, la responsable de la sección de geografía”

[Fragmento - Leer]

SIGNATURA 400
Sophie Divry
Blackie Books, 2011
120 Págs.
La Cote 400
[Traducción: María Enguix]

*Quizá te interese: Cuando el diablo salió del baño, de Sophie Divry

2 comentarios :

  1. Para conocer algo más de la autora y el libro, mirar este reportaje publicado en El País: http://bit.ly/zVHq1L (copia el enlace en tu navegador)

    ResponderEliminar
  2. Me ha sorprendido el formato del libro, un monologo, una bibliotecaria entrada en años que habla de sus ideas, y que mantiene mi interés hasta que acaba de hablar.
    ha sido delicioso.

    ResponderEliminar

Design: WS · Logo designed by Ane Torres TOR.