viernes, 20 de marzo de 2015

Rapsodia Gourmet - Muriel Barbery

Rapsodia Gourmet. Muriel Barbery

Literatura gourmet

La primera novela de Muriel Barbery (Casablanca, 1969), profesora de filosofía que conocimos por La elegancia del erizo. Un bestseller internacional publicado en más de 30 países. Este éxito ha dado pie a que se reedite Rapsodia Gourmet, una novela más dinámica sobre un crítico gastronómico en sus últimos días, en la que hasta el gato tendrá voz propia.

Originalmente publicada bajo el título Una golosina, recibió el Premio Meilleur Livre de Littérature Gourmande. El nuevo título con el que ha sido reeditada acierta completamente para describir la obra. Rapsodia Gourmet. Véase rapsodia, una obra musical formada con fragmentos de otras. Aquí no tenemos una obra musical, sino literariogastronómica, formada por varios fragmentos que, eso sí, tienen armonía entre ellos. Barbery despliega una cadena de personajes, varias voces narrativas que aportan dinamismo al conjunto de la obra. Fácil lectura, combinando un estilo directo a la par que literario en función de las características del personaje narrador en cada momento. No olvidemos, hasta el propio gato toma la palabra para contarnos una parte de la historia.

Una novela exquisita, no por lo gastronómico, que también, sino por su riqueza narrativa. Se desarrolla en el mismo edificio de la calle Grenelle donde conocimos a la portera de La elegancia del erizo que, por cierto, también aparece en esta ocasión para narrar un capítulo. El mordaz crítico gastronómico Pierre Arthens. El más célebre y odiado que lleva años ascendiendo a los altares o descendiendo a los infiernos a chefs de medio mundo. Ahora está a punto de morir, y en su lecho de muerte hace un repaso de su vida buscando un sabor. El sabor que un día le colmó de felicidad.


Un crítico que va de un plato a otro buscando el sabor más exquisito para encontrarlo en el 'detalle' más inesperado. Una metáfora sobre la búsqueda de la felicidad y de cómo encontrarla en el detalle más mínimo, en lo que podría parecer insignificante. Sin duda es una novela para degustar. No debe descartarse aunque la famosa 'elegancia del erizo' no haya satisfecho al lector anteriormente. Perceptible el estilo de la autora, pero el carácter amargo, agrio y cínico de este protagonista hacen de Rapsodia Gourmet una entretenida y brillante sátira. Es lo que podríamos llamar, literatura gourmet.

"Comer no es la cuestión, tampoco vivir, sino saber por qué."


RAPSODIA GOURMET
Muriel Barbery

Seix Barral, 2010
192 Págs.
Une gourmandise


*Otras novelas de la autora - Aquí

Comprar en Casa del Libro: Tapa blanda - Bolsillo

8 comentarios :

  1. Lo leí hace algunos años y lo disfruté muchísimo. Muy recomendable =)

    ResponderEliminar
  2. No lo conocía! Me lo voy a llevar! ;) Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Tengo como pendiente aun "La elegancia del erizo". Parece que este libro también puede merecer la pena. Tomo nota. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola kabu

      Esta es una novela corta, creo que un poco más ligera que La elegancia del erizo, o así me lo parece. Merece la pena sí, está muy bien escrita y construida.

      Un saludo!!

      Eliminar
  4. No he leído "La elegancia del erizo" pero ésta, que no conocía, me llama la atención, me gusta lo que nos cuentas sobre ella. Así que me la llevo apuntada.
    Gracias por tu reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola Amaia lo tengo entre mis pendientes, después de "La elegancia del erizo" quiero volver a probar con la escritora. Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  6. No se si leerlo o no, La elegancia del erizo se me hizo pesado a ratos, pero si dices que éste es más ligero igual me animo con él.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí! Ésta me pareció más ligera y dinámica que la anterior. Los capítulos son cortos y cada capítulo es una persona. Se hace más ágil, o al menos así me lo pareció. Es una novela corta, merece la pena intentarlo ;)

      Eliminar

Design: WS · Logo designed by Ane Torres TOR.