viernes, 23 de agosto de 2013

El caso de la pistola y el pastel de chocolate - A. Miller & Z. Stent

El caso de la pistola y el pastel de chocolate.
A. Miller & Z. Stent
¿Han leído El curioso incidente del perro a medianoche? Pues aquí tienen una historia similar. El año pasado la editorial Nube de Tinta se estrenaba con un libro que, en parte, ha sido motivo para leer éste. El protagonista de ambos es un joven con Síndrome de Asperger, pero en edades diferentes y con narradores diferentes. En Memorias de un amigo imaginario el narrador es el amigo imaginario de un niño de siete años, El caso de la pistola y el pastel de chocolate narrado en tercera persona pero cercano al punto de vista del protagonista, un joven en su primer año de instituto. La peculiaridad e ingenio de este tipo de protagonistas ya hacen de la novela una historia entrañable, conmovedora en ocasiones. No es menos en este caso, aunque el argumento no se centra tanto en lo emotivo, como en una trama de 'espionaje'.

Ashley Miller y Zack Stent son dos reconocidos guionistas que ya habían trabajado juntos en conocidas películas como X-Men y Thor y, de hecho, es perceptible el estilo cinematográfico en la novela, factible para adaptarla a la gran pantalla. Y continuar con varias entregas ya que la historia ni mucho menos queda cerrada. Haciendo referencia a las dos novelas mencionadas anteriormente, El curioso incidente del perro a medianoche (Salamandra) y Memorias de un amigo imaginario (Nube de Tinta); ésta es la única en la que se menciona expresamente que el protagonista tiene Síndrome de Asperger. No está escrita en primera persona y va encaminada únicamente a contar una historia de 'espionaje juvenil' donde el detective es un joven con una forma de ser especial. Se aleja notablemente de la línea de las otras dos novelas que, escritas en primera persona, apelaban más a lo emotivo con la intención de conmover al lector. De hecho, si no llega a ser porque se descubre directamente que el protagonista es Asperger, quizá no se hubiera percibido y hubiese pasado sólo por un personaje con características especiales. Sin embargo, en las otras novelas se describen y relatan las características y peculiaridades del personaje descubriendo, pero sin decirlo, que tiene el síndrome de Asperger.

La novela nos cuenta, como dice su título, El caso de la pistola y el pastel de chocolate. Colin Fisher está en su primer año de instituto y en sus primeros días, cuando intenta adaptarse como todos los demás novatos, y con el añadido de su especial forma de ser, sucede un hecho que, podríamos decir, cambiará su vida. Una pistola se dispara en la cafetería del instituto y lejos de asustarse, Colin decide investigar quién llevó y disparó la pistola. En el transcurso de la investigación tendrá que afrontar pequeñas cosas que hasta entonces eran impensables para él, como dejar que alguien tan sólo le roce, jugar al baloncesto e incluso, hacer amigos.

El libro está escrito con un estilo directo, sencillo y ágil. Una lectura entretenida que intercala la trama en sí con pequeños apuntes del cuaderno rojo del protagonista que sirven a modo de prólogo en cada capítulo. En principio, según la línea editorial de Nube de Tinta, sus libros están dirigidos tanto a jóvenes como adultos, y aunque con Memorias de un amigo imaginario sí que recomendaría el libro a ambas generaciones; en esta ocasión se queda un poco 'escaso' como novela para adultos. De hecho, habiendo leído esas dos novelas anteriores sobre un personaje con síndrome de Asperger, algunos hechos de la presente resultan poco creíbles, aunque quizás sea una apreciación por la falta de apelación a lo emocional.

En cualquier caso, una historia de lo más entretenida y ligera. No es una gran obra, pero tampoco puede decirse que perderán el tiempo con ella.


Contraportada:
A Colin le encantaría pasar inadvertido, que no le gritaran, que no le tocaran constantemente, que no le obligaran a jugar al baloncesto, que dejaran de hacerle tantas preguntas. Para él no hay nada mejor que observar, sentado en un solitario banco, mientras apunta en su raída libreta roja todo cuando ve.
El día que se produjo el disparo en la cafetería, en lugar de huir como todos los demás, a Colin le pudo su innata curiosidad de detective y, decidido y emocionado, se acercó al lugar de los hechos. Empezaba así el primer caso de su vida...

EL CASO DE LA PISTOLA Y EL PASTEL DE CHOCOLATE
Ashley Miller & Zack Stent
Nube de Tinta, 2013
236 Págs.
Colin Fisher



2 comentarios :

  1. No me gustó nada El curioso incidente... Es más, creo que está completamente sobrevalorado. Así que esta la dejaré pasar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que si no te gustó El Curioso incidente... creo que haces bien en dejar pasar ésta. Tampoco me ha parecido gran cosa, una historia más o menos simple para el lector joven y poco más...

      Un saludo!

      Eliminar

Design: WS · Logo designed by Ane Torres TOR.