miércoles, 3 de mayo de 2017

Mikel Santiago nos invita a descubrir quién lo hizo

Mikel Santiago. foto vía mikelsantiago.com


Demasiado tiempo ha pasado desde la última novela de Mikel Santiago. Menos de dos años, que no son nada, pero es que Mikel siempre te deja con ganas de más. Que no es lo mismo que con la sensación de que a la novela le falta algo.

“El extraño verano de Tom Harvey” es lo nuevo que hoy sale a la venta. Ha probado con un cambio de registro y la jugada le ha salido bien. Ha pasado de jugar con la psique, al juego del ‘quién lo hizo’. Un thriller, una novela de misterio clásica que en el estilo de Santiago suena moderna, actual. Algo así como Sherlock Holmes y el “Sherlock” de Benedict Cumberbatch. No sé si patiné con la comparación pero..., ¿ustedes me entendieron?

Pese al cambio, mantiene la esencia de su estilo. Es reconocible, pero no repetitiva, y es disfrutona. Si en sus dos anteriores novelas quiso tensionarnos, estremecernos, mantenernos en alerta y sin pestañear; por esta vez quiere divertirnos. No sólo divertirnos con la lectura, que lo ha hecho también en las anteriores, sino que juguemos con él a adivinar quién lo hizo. Quién mató a Bob Ardland.

Nos trasladamos al Mediterráneo. L’Italia! En sus novelas, ya sabrán, el escenario es uno más. No pasa desapercibido. Impregna las páginas del libro, sitúa la historia en un lugar concreto hasta el punto de que si el lugar fuera otro, la historia no sería la misma. ’La última noche’ no sería la última sino fuera en Tremore Beach. Ni ‘el mal camino’ sería tan malo (o tan bueno) si no transcurriera por la Provenza. Tampoco el verano de Tom Harvey sería el mismo.

Esa es una de las grandes características y virtudes de su estilo. La capacidad para describir, introducir con naturalidad el lugar en la historia, y transportar al lector a moverse por sus calles, a oler, sentir, el calor y el frío, empaparse con la lluvia... Convierte la localización de sus historias en protagonista.

En 22/11/63, la novela con la que la crítica consagró a Stephen King, precisamente se destacaba el brillante retrato del contexto y escenario que hizo el norteamericano, convirtiendo la ciudad de Maine en un personaje más de la historia. No es exactamente lo mismo lo que hace Mikel Santiago, porque King retrataba una época pasada y Santiago se sitúa en la actualidad, pero similitudes podemos encontrarlas en el estilo y la intención. De hecho, nuestro querido escritor ya ha sido comparado con el norteamericano.

Tiene un estilo similar: lenguaje informal, coloquial, acciones rápidas, lectura fácil… Y titulando, también. ¿No me digan que cualquiera de los títulos de Santiago no podríamos confundirlos con una historia de King? La chica que amaba a Tom Gordon, La última noche en Tremore Beach, La historia de Lisey, El extraño verano de Tom Harvey. Desde hace poco, además, comparten grupo editorial en España: Penguin Random House, que publica la obra de King bajo el sello Plaza & Janés, acaba de adquirir Ediciones B.

Sin embargo, me atrevo a decir que hay una cosa en la que Mikel Santiago podría superar al maestro: la adicción. Las novelas de Santiago son tan adictivas que al terminarla ya querrás empezar otra. ¡Y acaba de publicarse!

Toca divertirse ahora con el misterio juego de ¿Quién mató a Bob Ardland?

[Primer Capítulo - Leer]


Novelas anteriores de Mikel Santiago:

2 comentarios :

  1. Que buena pinta. Me he quedado intrigadísima¡¡¡ Lo leeré...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cristina! Los libros de Mikel Santiago siempre enganchan, así que a disfrutar!

      Eliminar

Design: WS · Logo designed by Ane Torres TOR.